Migraña, alergias e intolerancias alimentarias

La migraña es un tipo de dolor de cabeza que denominamos primario. Esto significa que la causa es una anomalía en el sistema neuronal que regula la sensación de dolor y que condiciona que el umbral de su activación esté alterado. La causa de esto muy posiblemente está genéticamente determinada por uno a varios genes, aún no bien conocidos. No obstante, existen algunas circunstancias que denominamos desencadenantes o predisponentes que pueden poner en marcha una crisis de migraña. Estos desencadenantes son muy variables y diferentes para cada paciente migrañoso. Entre estas circunstancias se encuentran algunos alimentos. Los más frecuentes son las bebidas alcohólicas, el chocolate, los quesos azules, los frutos secos y algunas salsas muy especiadas, entre otros. En esta entrada de la serie «Leyendas urbanas sobre la migraña» hablamos de migraña, alergias e intolerancias alimentarias.

Migrañas y alimentación

Esto no significa que los pacientes que tienen estos predisponentes sean alérgicos o intolerantes a estos alimentos. Por tanto, no es necesario realizar un estudio específico de alergia o de hipersensibilidad para identificarlos. Simplemente, el paciente migrañoso debe tratar de identificarlos observando la repetición de la coincidencia entre el consumo de un determinado alimento en las horas previas al inicio de la crisis de migraña.

Una vez identificado es muy recomendable reducir su consumo. Determinadas alergias que mejoran con tratamientos a base de vacunas de desensibilización. Por el contrario, con la migraña no se ha podido demostrar que este tipo de tratamientos sean útiles para evitar un determinado tipo de predisponente alimentario. Además, muchos pacientes migrañosos, no tienen ningún tipo de desencadenante de tipo alimentario y por tanto, pueden consumir libremente cualquier tipo de alimento sin ningún tipo de restricción.

Alergología y migraña

Hasta la fecha, no se ha demostrado científicamente que un estudio reglado de alergia alimentaria suponga un beneficio en la evolución y calidad de vida del paciente migrañoso. Por todo ello, podemos afirmar que es una leyenda urbana que la migraña puede estar causada por alergias o intolerancia a determinados alimentos. En consecuencia, no es recomendable hacer un estudio para determinar si un paciente con migraña tiene alergias e intolerancias alimentarias y que este sea la causa de sus dolores de cabeza.

Aprende más sobre migrañas en nuestro Blog: leyendas urbanas sobre la migraña.